“Me plantaré una nueva viña. En ella tú echarás renuevos. 

Yo los fecundaré con mi gracia y producirán nuevos sarmientos”. 

(N.S. Jesucristo a Santa Brígida)